Perú Químicos S.A.C.

Blog

Consumo de cannabis, incluido el CBD, durante el periodo de embarazo o lactancia

Durante los últimos años la disponibilidad del cannabis y los productos derivados del mismo se han vuelto cada vez más accesibles, ya que constantemente aparecen diversas y nuevas presentaciones de estos productos.

Este escenario, genera diferentes preguntas e inquietudes a muchos consumidores, sobretodo en la población de la mujer gestante o en periodo de lactancia. Es por esa razón que la FDA, Agencia reguladora de medicamentos y alimentos de los Estados Unidos de América, emitió una nota informativa en la cual desaconseja encarecidamente el uso de cannabidiol (CBD), tetrahidrocannabinol (THC) y marihuana (en cualquiera de sus formas) durante el periodo de embarazo o lactancia.

¿Qué es el cannabis, la marihuana, el cáñamo, el THC y el CBD?

El cannabis es una planta de la familia Cannabaceae y contiene más de ochenta compuestos químicos biológicamente activos. Los compuestos más conocidos son el THC y el CBD. Cabe decir, que un tipo de planta de cannabis es la marihuana, que contiene distintos niveles de THC, el compuesto que produce unos “efectos” que a menudo se asocia con la marihuana. Por otro lado, existe otro tipo de planta de cannabis llamado cáñamo y, por el contrario, las plantas de cáñamo contienen cantidades extremadamente bajas de THC.

El CBD puede derivarse de la marihuana o del cáñamo y no produce el “efecto típico” conocido. En efecto, el CBD puede encontrarse en muchos productos diferentes, como medicamentos, alimentos, productos comercializados como suplementos dietéticos y cosméticos. Estos productos a menudo causan algunas inquietudes cuestionables en la salud.

En consecuencia, la FDA desea que se conozca y difunda los posibles riesgos graves que pueden ocurrir al usar productos de cannabis, incluidos los que contienen CBD, si la mujer se encuentra embarazada o amamantando.

¿Qué sabemos sobre los efectos del THC marihuana durante el embarazo y la lactancia?

Existen muchos posibles efectos negativos para la salud por el uso de marihuana y otros productos que contienen THC durante el embarazo y la lactancia. En efecto, se advirtió recientemente a los consumidores que el consumo de marihuana durante el embarazo puede afectar el desarrollo del cerebro fetal, porque el THC, al poseer una alta liposolubilidad, puede ingresar al cerebro del feto desde el torrente sanguíneo de la madre. Asimismo, también se advirtió que la marihuana puede aumentar el riesgo de que nazca un recién nacido con bajo peso. La investigación también comenta acerca de presentar un mayor riesgo de parto prematuro y potencialmente muerte fetal.

Durante la lactancia, es importante saber que la leche materna puede contener THC hasta seis días después de su uso. Este puede afectar el desarrollo del cerebro de un recién nacido y provocar hiperactividad, una función cognitiva deficiente y otras consecuencias a largo plazo.

Además, el humo de la marihuana contiene muchos de los mismos componentes nocivos que el humo del tabaco. Por ello, no se debe fumar marihuana ni productos de tabaco cerca de un bebé o niños.

¿Qué sabemos sobre los efectos del uso de CBD durante el embarazo y la lactancia?

No existe una investigación exhaustiva que estudie los efectos del CBD en el feto en desarrollo, la madre embarazada o el bebé amamantado. La FDA continúa recopilando y estudiando los datos sobre los posibles efectos nocivos del CBD durante el embarazo y la lactancia. Sin embargo, según la poca literatura que se conoce, existe un motivo importante de preocupación.

Las dosis altas de CBD en animales de prueba gestantes han causado problemas con el sistema reproductivo de los fetos masculinos en desarrollo. Además, basándonos en lo que ya sabemos sobre el CBD, es probable que cierta cantidad de CBD se transfiera a los bebés a través de la leche materna.

También se conoce que existe la posibilidad de que los productos de CBD estén contaminados con sustancias que pueden representar un riesgo para el feto o el bebé amamantado, incluido el THC. Además, se han encontrado informes de que el CBD puede contener otros contaminantes (por ejemplo, pesticidas, metales pesados, bacterias y hongos).

De manera análoga, el CBD tiene riesgos conocidos para las personas en general. Según estudios clínicos en humanos, los riesgos pueden incluir:

  • toxicidad hepática (daño)
  • somnolencia extrema
  • interacciones dañinas con otras drogas

Actualmente la FDA está estudiando los efectos del uso de CBD desde diferentes ángulos, tales como:

  • El uso de productos que contienen CBD, como alimentos, cosméticos o suplementos, durante toda la vida de una persona
  • Los efectos de usar estos diversos productos en combinación.

¿La FDA ha aprobado algún producto de CBD y existe algún beneficio?

La FDA no ha aprobado ningún producto de CBD, excepto un medicamento recetado para tratar formas raras y graves de trastornos convulsivos en niños.

Aparte del medicamento recetado aprobado, los productos de CBD no han sido evaluados ni aprobados por la FDA para su uso como medicamentos.

Los estudios clínicos que respaldaron la aprobación del único producto farmacológico de CBD disponible identificaron riesgos relacionados con el uso de CBD, incluida la toxicidad (daño) hepática, somnolencia extrema e interacciones dañinas con otros medicamentos.

¿Qué sucede con las semillas de cáñamo?

La FDA completó recientemente una evaluación de algunos ingredientes alimentarios derivados de semillas de cáñamo y no tuvo objeciones al uso de estos ingredientes en los alimentos. El THC y el CBD se encuentran principalmente en las flores, hojas y tallos de cáñamo, no en las semillas. Las semillas de cáñamo pueden absorber cantidades minúsculas de THC y CBD del contacto con otras partes de la planta, pero estas cantidades son lo suficientemente bajas como para no generar preocupaciones en ningún grupo, incluidas las madres embarazadas o en período de lactancia.

¿Qué debe recordar sobre el uso de cannabis o productos derivados del cannabis?

Si usted está considerando consumir cannabis o cualquier producto que contenga THC o CBD, debe tener en cuenta lo siguiente:

  • La FDA recomienda encarecidamente que, durante el embarazo y la lactancia, evite el uso de CBD, THC o marihuana en cualquier forma.

Aunque se venden muchos de estos productos en el mercado, la FDA no los ha aprobado, aparte de un medicamento con receta de CBD y dos medicamentos con receta que contienen dronabinol, una versión sintética de THC (que están aprobados para tratar ciertos efectos secundarios del VIH-SIDA o quimioterapia). Estos tres productos recetados tienen riesgos y efectos secundarios asociados.

Se recomienda consultar con su médico, enfermera o farmacéutico antes de tomar medicamentos, vitaminas o hierbas durante el embarazo o la lactancia.

Referencias bibliográficas:
⦁ NIDA. Can marijuana use during and after pregnancy harm the baby? National Institute on Drug Abuse website. https://www.drugabuse.gov/publications/research-reports/marijuana/can-marijuana-use-during-pregnancy-harm-baby. April 13, 2021. Accessed May 3, 2021.
⦁ Dalterio SL, deRooij DG. Maternal cannabinoid exposure. Effects on spermatogenesis in male offspring. Int J Androl. 1986;9(4):250-258.
⦁ What you should know about using CBD when pregnant or breastfeeding [Internet]. Fda.gov. 2020 [citado el 3 de mayo de 2021]. Disponible en: https://www.fda.gov/consumers/consumer-updates/what-you-should-know-about-using-cannabis-including-cbd-when-pregnant-or-breastfeeding.

    Post desarrollado por:

    Laura Zavaleta